HRAgile, ¿Y ahora qué? ¿Volvemos a lo de antes o aprovechamos el cambio para Agilizar HR?

Si trabajas en el área de gestión de personas, RRHH o HR, probablemente me ha sucedido como a ti. Semanas intensas (por denominarlas de alguna forma), de tomar decisiones entre el miedo y/o la incertidumbre. Semanas improvisando, navegando en la urgencia, y vislumbrando un futuro de océano VUCA (creo que ahora ya he comprendido el significado profundo de estas palabras para definir los entornos volátiles, inciertos, complejos y ambiguos).

¿Y ahora?

Pues ahora no sé si te ha sucedido a ti en estos días lo que me ha pasado a mí HOY: Me he levantado con 3 preguntas en la cabeza. Tres preguntas que no han desaparecido hasta que me he parado a responderlas:

Y ahora, ¿Qué mundo deseo crear?

Y ahora, ¿Qué vida deseo fomentar para los que están alrededor mío?

Y ahora, ¿Qué entorno profesional quiero para desarrollarme y para que se desarrollen mis colaboradoras/es?

Te anticipo que ya he tomado mi decisión. Ahora lo único que quiero es compartir contigo los dos caminos, posiblemente divergentes entre ellos, que se me han dibujado.

CAMINO 1: Trabajar para Recuperar el Pasado – Reconstruir

Un pasado que conozco. Un pasado que ya se había convertido en una zona de confort aunque a veces no era confortable. Un pasado basado en una “sociedad del rendimiento”, donde se me evaluaba (y yo evaluaba) por consecución de objetivos, por meritocracia.

Un pasado donde encontraba organizaciones sin un propósito transcendente, sin un propósito que implicara mejorar la vida de las personas, de la comunidad, de la sociedad y del mundo.

Un pasado de “la sociedad del Más”: Más dinero, Más poder, Más trabajo, Más vivienda, Más coche, Más eficacia, Más eficiencia, Más crecimiento, Más desarrollo, Más control, Más procesos, Más herramientas.

Un pasado de organizaciones basadas en jerarquía, control y poder.

CAMINO 2: Trabajar para crear un nuevo futuro – destruir/dejar ir/dejar venir/crear

Un futuro que no conozco, puesto que hay que crearlo. Un futuro mezcla entre ‘deseo y esperanza’. Un mundo que se inicia cuando “acepto el cambio”.

Un futuro que huele a talentocracia. Un futuro centrado en aportar valor. Un futuro de Agilidad.

Un futuro de organizaciones con visiones trascendentales para mejorar el mundo, la sociedad y la comunidad.

Un futuro de “la sociedad de la calidad de vida sostenible”. Un futuro de “Más Valores”. Un mundo con otro paradigma.

Un futuro de culturas organizativas basadas en la transparencia, la humildad, la integridad, la confianza. Del “tu a tu”, del “cara a cara”, de la simplicidad, de la autonomía. De los valores y los principios AGILES.

Un futuro de empresas más planas, más justas.

Y ahora puedes elegir. ¿CAMINO 1 O CAMINO 2?

Quizá el camino 2 te genera dudas. ¿y esto como se hace? ¿Dónde está la solución? ¿Las metodologías o herramientas para hacerlo? Pues puedo compartirte el camino que yo he elegido: La AGILIDAD. Ser HRAgile y Hacer AgileHR.

En resumen incorporar en mi vida, personal y profesional, los 4 VALORES DEL Manifiesto Agile:

“Poner a las personas por encima de los procesos.”

“Dedicarme a aportar valor por encima de demostrar que las tareas están realizadas.”

“Colaborar con mis clientes por encima de negociar.”

“Aceptar los cambios que la vida me trae por encima de querer seguir mis propios planes.”

E incorporar a mi vida personal y profesional los Principios del Manifiesto Agile:

“Buscar la satisfacción de las personas que me rodean aportándoles valor”

“Dar la bienvenida a los cambios que la vida me trae”

“Construir ecosistemas y proyectos que motiven a las personas, procurándoles confianza”

“Mantener las conversaciones y la comunicación con las personas cara a cara (o por zoom)”

“Promover la sostenibilidad en las tareas y proyectos fomentando el trabajo a ritmo constante”

“Estar muy atento a mi propia excelencia técnica”

“Ser ejemplo de simplicidad maximizando el trabajo que no es necesario hacer”

“Fomentando el trabajo en equipos autoorganizados y autoliderados”

“Agendándome y reservándome espacio y tiempo semanalmente para reflexionar sobre como estoy trabajando, mis conductas, actitudes y comportamientos, para detectar si estoy siendo coherente en el hacer con los principios anteriores y con los valores de la agilidad y modificando mis conductas si es necesario (dejando de hacer lo que no es Ser Agile, y haciendo más de lo que es Ser Agile)”

Espero que este artículo te sea útil. Y recuerda que puedes tomar la decisión que quieras. Si que te invito a que nadie la tome por tí.

Y por supuesto si quieres formarte y preparare para hacerlo, no lo dudes y escríbenos a info@hragile.online . Periódicamente realizamos formaciones en HRAgile-AgileLeadership people&culture con certificación oficial internacional por ScrumManager®.

También encontrarás cursos online asíncronos en nuestra área de cursos.

Feliz semana

Juan Antonio