IDEA68 – Agile, Wellbeing, Sostenibilidad y Motivación desde RRHH

Hemos hablado de la Agilidad en RRHH y sus prácticas y herramientas como una filosofía de trabajo para conseguir que los equipos y las personas sean más eficaces (mayor aportación de valor al negocio) y más eficientes (ahorro de tiempo, ahorro de “desperdicios”, entregar antes al cliente, etc.).

De lo que ya es hora de hablar MÁS es del impacto de la Agilidad en la vida de las personas en el ámbito profesional, y en concreto del impacto en el bienestar o Wellbeing, en la motivación o Engagement y en la sostenibilidad entendida como la posibilidad de mantener un ritmo de trabajo no-estresante de forma indefinida, como algo trascendente en Recursos Humanos. De esto vamos a hablar en este post.

Para empezar, es importante que recordemos los principios ágiles y que los organicemos por principios que impactan en la eficacia y la eficiencia y principios que impactan en aspectos intangibles, que no por ser “menos vistosos o menos evidentes” son menos importantes. Aquí tenemos la lista de principios Agiles. Recuerda que para SER Agile necesitas ser coherente CON TODOS los principios agiles siguientes:

  • Nuestra principal prioridad es satisfacer al cliente a través de la entrega temprana y continua de VALOR
  • Son bienvenidos los requisitos cambiantes como ventaja competitiva para el cliente
  • Las personas de áreas de negocio y los desarrolladores deben trabajar juntos de forma cotidiana
  • Construimos los proyectos en torno a personas motivadas, dándoles respaldo y procurándoles confianza
  • La forma más eficiente y efectiva de comunicar es mediante la conversación cara a cara
  • Promovemos la sostenibilidad. Todas las personas deben mantener un ritmo constante de trabajo de forma indefinida.
  • Atención continua a la excelencia técnica
  • La simplicidad como arte de maximizar el trabajo que no se hace, es esencial
  • Los mejores productos y servicios emergen de equipos que se autoorganizan
  • En intervalos regulares el equipo reflexiona sobre la forma de ser más efectivo y de modificar conductas en consecuencia

El tema, como decíamos es organizarlos por los más “visibles” porque impactan en negocio, en eficacia o en eficiencia, y por los más “intangibles” porque impactan en las personas y son más difíciles de medir:

PRINCIPIOS DE LA AGILIDAD MÁS VISIBLES:

  • Nuestra principal prioridad es satisfacer al cliente a través de la entrega temprana y continua de VALOR
  • Son bienvenidos los requisitos cambiantes como ventaja competitiva para el cliente
  • Las personas de áreas de negocio y los desarrolladores deben trabajar juntos de forma cotidiana
  • La forma más eficiente y efectiva de comunicar es mediante la conversación cara a cara
  • Atención continua a la excelencia técnica

En resumen, aportar valor, conseguir objetivos, entregar pronto, adaptarse al cambio, aprender, más productividad, más visibilidad en los proyectos, mayor capacidad de cambio de prioridades, ser experto/a y similares. Estos principios suelen ser fáciles de implantar, apoyados rápidamente por la dirección ejecutiva y por los managers.

PRINCIPIOS DE LA AGILIDAD MÁS INTANGIBLES:

  • Construimos los proyectos en torno a personas motivadas, dándoles respaldo y procurándoles confianza
  • Promovemos la sostenibilidad. Todas las personas deben mantener un ritmo constante de trabajo de forma indefinida.
  • La simplicidad como arte de maximizar el trabajo que no se hace, es esencial
  • Los mejores productos y servicios emergen de equipos que se autoorganizan
  • En intervalos regulares el equipo reflexiona sobre la forma de ser más efectivo y de modificar conductas en consecuencia

En resumen, cuidar de las personas, generar seguridad psicológica, conseguir entornos que motiven y desarrollen, trabajar a un ritmo sostenible y no estresante, reflexionar, tener más autonomía y similares. Principios que ya no suelen ser, ni siquiera, aceptados por muchas culturas organizativas, y tampoco apoyados o adoptados por los directivos/as. ¿Cuántas personas de tu organización verbalizan que “no tienen tiempo”, o “que van desbordados”? ¿Cuántas veces has oído “todo es urgente” o “esto también hay que hacerlo que es importante”? ¿Cuántas veces has pensado que deberías pararte a reflexionar y no has podido? ¿Cuántas veces has visto que la motivación decae? ¿Cuántas personas de tu organización están trabajando por encima de lo que es “humanamente sano”? ¿Cuántas veces has tenido la sensación de trabajar en tareas que “no son útiles o no aportan valor”? Pues todo ello es debido a la falta de principios agiles intangibles.

A partir de aquí es cuando se hace evidente 2 cosas:

  1. Si quieres los beneficios de la Agilidad (Incremento de los beneficios, incremento del “market Share”, incremento del reconocimiento de marca, servicios o productos de mayor calidad entregados antes al mercado, mejores relaciones con los clientes y más engagement de los/as empleados/as) tienes que promover también desde recursos humanos los principios Agiles más intangibles.
  2. Si queremos más “wellbeing”, menos estrés en nuestros colaboradores, mejor clima laboral, ser Top Employeers, mejores resultados de los test de riesgos psicosociales, menor rotación y menor fuga del talento y personas más felices, tienes que promover también desde RR.HH. los principios Agiles más intangibles.

Dicho de otra forma, ¿Quieres poner en marcha un programa de wellbeing en tu organización? ¿Quieres poner en marcha un programa de “engagement”, motivación y retención del talento? ¿quieres reducir el nivel de stress y conseguir espacios laborales donde las personas puedan mantener el actual ritmo de trabajo hasta que se jubilen? Pues la respuesta es todo el rato la misma: AGILIZA TU EMPRESA, AGILIZA TUS SERVICIOS, AGILIZA el desarrollo de los PROYECTOS Y de los PRODUCTOS.

… pero agilíza con responsabilidad, coherencia y cuidando de las personas: Pon a las personas por encima de los procesos y de las herramientas (Como bien dice el primer valor del Manifiesto Agile).

DOS IDEAS

IDEA 1: No digo que la implantación de la agilidad mediante frameworks técnicos como Scrum o Kanban no pueda ser una buena iniciativa. De hecho, lo es. Lo que quiero transmitirte con este artículo es que tienes que “vigilar” desde el área de gestión de personas, desarrollo de talento o Recursos Humanos que la implantación se haga en coherencia con TODOS los principios agiles…. TODOS, incluidos los intangibles.

Un clásico de muchas organizaciones que aplican SCRUM es que al cabo de un tiempo los/as empleadas/os están más estresados que nunca, trabajando más horas que nunca y más desmotivados que nunca. Esto se debe a que la implantación de un Framework o entorno de trabajo, no asegura la coherencia con todos los principios agiles. Por ejemplo, SCRUM implantado desde una mentalidad “no agile” y desde un mindset de productivismo, consigue que las personas trabajen muchas más horas de las “sostenibles”, consigue que las personas sientan que tienen menos libertad, consigue que se rompan los ciclos de reflexión y ajuste y consigue altos grados de frustración y desmotivación…. ¡¡¡¡¡Vaya lo opuesto a lo esperado!!!!!

¿y quien vigila a Scrum? ¿Quién vigila que haya coherencia con los principios agiles? ¿Quién da soporte a los ScrumMasters? ¿Quién vigila para que la actual cultura organizativa “no se desayune a la estrategia de Scrum cada mañana” (Peter Drucker dixit)? Pues el área de gestión y desarrollo de personas – RRHH.

IDEA2: Otro clásico es que las organizaciones que se agilizan mediante agilidad técnica (de nuevo Scrum o Kanban o SaFe) no implanten prácticas agiles relacionadas con la agilidad organizativa y con los principios agiles de motivación, seguridad psicológica, confianza, transparencia, etc. ¿Porqué? Porque son incómodas y no estamos acostumbrados… sobre todo en las áreas de negocio, Y ahí de nuevo es donde entra recursos humanos para poder acompañar a esa agilidad técnica e introducir prácticas como:

  • Los Moving Motivators para generar una cultura de motivaciones intrínsecas en los equipos.
  • El Celebration Grid para crear una cultura de experimentación e innovación.
  • La matriz de talentos para que el equipo se responsabilice de su aprendizaje y se cree una cultura de aprendizaje y “continuous learnability”
  • Las Delegation Cards para ir ganando profundidad en la delegación, el “accountability” y los equipos autogestionados.
  • Las ceremonias de retrospectiva emocionales para la gestión y superación de conflictos, y para generar equipos de alto rendimiento.
  • Las formaciones de AgileMindset
  • Etc. etc.

Y si la #agilidad y el #bienestar te interesan no puedes perderte nuestra próxima edición del LAB formativo “AgileWell” donde conocerás como aplicar prácticas y herramientas agiles para conseguir mejorar el clima laboral, reducir el estress y aportar bienestar a tus empleados y empleadas. Más info pulsando aqui

Si todo esto te resuena y te interesa, recuerda que puedes inscribirte en el programa “HRAgile-People&Culture” pulsando aqui

Y si todavía quieres saber más puedes hacerlo adquiriendo el libro “66 ideas para Ser Agile en HR” pulsando aqui